Hormigón pulido

¿Qué es el hormigón pulido?

El hormigón pulido se trata de un tipo de pavimento que tiene la ventaja de adherirse muy fácilmente a las superficies, además, cuenta con otros muchos puntos positivos, como que es transpirable y muy usado para construcciones en interiores y exteriores.

hormigón-pulido

También es un revestimiento muy elegante que embellecerá sus construcciones. Es elegante, barato y ofrece muchas posibilidades a quien lo instale.
Para conseguir una solera de hormigón pulido se aplica un proceso mecánico, mediante el uso de máquinas de discos diamantados, tras el fratasado, dejando una apariencia en la superficie tratada totalmente lisa y libre de irregularidades.

Si estás pensando instalar una superficie de hormigón pulido, los lugares más comunes donde podemos encontrarlo son:

  • En interior: Aparcamientos, centros comerciales, supermercados, construcción industrial, comercios, zonas muy concurridas…
  • En exterior: Es muy común encontrarlo en exterior, sobre todo en piscinas, jardines, zonas residenciales…

Lo más probable es que desees instalar el hormigón pulido en el suelo, pues es lo más común, sin embargo, no debes olvidar que también se puede aprovechar para otros lugares como terrazas, cocinas, encimeras, suelos, muros y mucho más

Ventajas y usos del hormigón pulido

Si te estás preguntando qué ventajas puede llevar el hormigón pulido a tu obra, podemos enumerarte algunas de las características que hará que te decantes por este pavimento.

Su mantenimiento es muy rápido y económico:

  • Una de las principales dudas que nos surgen cuando pensamos en nuestra obra ya construida es si limpiar va a ser tarea sencilla. Con el hormigón pulido no tendrás que preocuparte por ello, ya que es muy sencillo de limpiar: basta con un fregado con un detergente de PH neutro para que nuestro pavimento brille como el primer día.

Una superficie pulida es mucho más resistente:

  • No tendrás que preocuparte por la abrasión o por el impacto, ya que el proceso con herramientas diamantadas hace que el poro se cierre y esto lo haga un 400% más resistente a la abrasión y un 20% más resistente a los posibles impactos.

Podemos hacer más estético el hormigón pulido con color:

  • El hormigón pulido es de los pocos que pueden teñirse o, incluso, están a la venta ya hormigones con color. Es muy común utilizar colores vivos, como el rojo, el verde o el azul, pues harán que tus superficies brillen. Otra de las ventajas del hormigón pulido es que, si el color se deteriora o pierde fuerza, es muy sencillo restaurarlo

Puedes olvidarte del polvo:

  • Otra de las principales ventajas del hormigón pulido es que, al cerrar el poro en su proceso mecánico de diamantado, no se desgasta y eso evita grandes cantidades de polvo. Dado que es un material perfecto para grandes superficies, el mantenimiento y la limpieza no serán una preocupación, por lo que ahorrarás mucho tiempo.

Superficies antideslizantes:

  • Aunque parezca mentira por su brillo, similar al mármol, el hormigón pulido no resbala. De hecho, se consigue generar una mejora en la planimetría de la superficie y presentan un buen agarre de la pintura si es necesario la marcación de alguna zona determinada.

Gracias a su resistencia y elegancia, puedes instalarlo en comercios, centros comerciales o locales de alto tránsito, pues como hemos mencionado es un material muy sencillo de restaurar en caso de que sufra algún desperfecto, algo poco común debido a su naturaleza resistente.

Es importante, sin embargo, señalar las únicas desventajas que creemos que puede tener este tipo de pavimento y es que no está vinculado al tipo de material sino al sistema de instalación.

Si este se realiza de forma inapropiada, puede ser todo un caos. Es por eso por lo que recomendamos dejarle esto a los expertos. También requiere de un proceso exhaustivo el cual toma su tiempo para evitar daños en la superficie

hormigón-pulido-precio

Cuanto cuesta poner hormigón pulido

Para dar un presupuesto, debemos tener en cuenta que puede variar dependiendo de multitud de factores, como la empresa que realizará el trabajo, si tiene alguna promoción u oferta que nos permita poder instalarlo a un precio algo menor.

También variará dependiendo de la superficie a instalar, sobre todo, los metros cuadrados.

Una instalación de hormigón pulido cuesta entre 15 y 50 euros el metro cuadrado, teniendo en cuenta que la brecha es bastante considerable. En ella se puede mover el presupuesto dependiendo de cuánto queremos, si agregamos algún diseño, incluimos colores, figuras o lo complejo que puede ser el lugar en el que se realizará la obra.

Los profesionales siempre recomendamos que antes de firmar un contrato, es mejor conocer el desglose detalladamente de cada pago que haremos. Para ello, debemos contactar empresas de calidad, con un alto nivel de compromiso con el trabajo. Además, deben conocer bien lo que hacen para que la instalación sea un éxito y no se dañe al corto tiempo.